EN

¿Qué son las turberas?

Por miembros de la Iniciativa de Turberas Patagónicas (Eguren, A., Saavedra, B., Püschel, N., Jaramillo, A., Tabilo, D., Urciuolo, A., Iturraspe, R., Burmeister, J., Peters, J.) para la Memoria Seminario Binacional de Turberas de Patagonia (2021)

Los humedales de turberas de América del Sur representan aproximadamente el 11% de los reservorios de turba mundiales y su potencial de almacenamiento de carbono es enorme, especialmente por estar distribuidas en áreas con baja huella humana como Patagonia, permaneciendo en gran parte intactas[1].

Las turberas patagónicas chilenas, por ejemplo, contienen aprox. 4.800 millones de toneladas de carbono acumuladas durante ~ 18.000 años, lo que representa ~ 4,7 veces más carbono que la biomasa aérea de los bosques de todo el país[2]. Las turberas argentinas complementan y amplían estas cifras, especialmente en Tierra de Fuego, que según el conocimiento existente alberga el 95% de las turberas de este país y se concentran en el lado oriental de la isla[3]. Tanto en Argentina como Chile brindan servicios de agua críticos a escala local, que son contribuciones significativas para adaptarse al cambio climático. A escala local, las turberas representan masivas reservas de agua, juegan un rol crítico en mantener ciclos hidrológicos en las cuencas, además de ser hábitat de diversas especies de animales, plantas, hongos y microorganismos.

A pesar de su valor local y global, existen todavía vacíos importantes de conocimiento sobre las turberas, desconociéndose la ubicación y taxonomía exacta de estos ecosistemas, además de extensión, contenidos de carbono y procesos hidrológicos, junto a procesos ecológicos, entre otros. Las turberas patagónicas enfrentan diversas amenazas, incluida la minería de la turba, la extracción insostenible de musgo, invasión de castores y los efectos del cambio climático. La degradación de turberas genera la emisión de gases efecto invernadero, además de alterar la ecología de cuencas completas. Las turberas tienen una larga dinámica geo-ecológica, y pueden tardar miles de años en producirse, por lo que su destrucción es en general irreversible.

© Rodolfo Iturraspe

Chile y Argentina han dado pasos firmes en favor del conocimiento, valoración, protección y uso sustentable de turberas de Patagonia. Ambos países han incorporado a las turberas en sus NDC (contribuciones nacionales determinadas, por sus siglas en inglés), siendo la adaptación basada en ecosistemas como turberas uno de sus componentes importantes. La implementación efectiva de dichos compromisos precisa la generación de inventarios, junto a políticas e inversiones en protección, entre otras cosas. Chile recientemente lanzó una Hoja de Ruta Estratégica para la conservación y uso sustentable de turberas[4], y Argentina está en proceso de actualizar su Plan de Acción sobre turberas en Tierra del Fuego. Existen en ambos países crecientes capacidades e interés científico, comunitario y de uso de turberas, todo lo cual ofrece oportunidades para expandir e integrar los esfuerzos de conservación en la Patagonia.

Desde la Iniciativa Turberas de la Patagónicas vislumbramos una Patagonia donde las turberas sean conocidas, valoradas, protegidas y restauradas, asegurando su biodiversidad y manteniendo sus aportes al bienestar de las personas, a través de una gestión local y regional colaborativa e integrada, con políticas efectivas, conocimientos pertinentes y inspiración para su protección.

Las turberas son nuestros antepasados

Las turberas capturan y almacenan carbono indefinidamente mientras permanezcan húmedas.

Poseen conocimientos culturales y climáticos que se remontan a varios milenios: los artefactos ancestrales y el entierro, así como las semillas, el polen y los productos químicos atmosféricos se quedan en la turba.

[1] Iturraspe R (2016) Patagonian Peatlands. In: CM Finlayson, Milton GR, Prentice C & NC Davidson (Eds.) The Wetland Book. Springer Science+Business Media Dordrecht.
[2] Iturraspe R (2016) Hoyos-Santillan J, A Miranda, A Lara, M Rojas, A Sepúlveda-Jauregui (2019) Protecting Patagonian peatlands in Chile. Science 366: 1207-1208.
[3] Rabassa J, A Coronato & C Roig (1996) The Peat Bogs of Tierra del Fuego, Argentina. In: E Lappalainen (ed): Global Peat Resources: 261-266. International Peat Society Publisher.
[4] Wildlife Conservation Society (2020) Diseño de una hoja de ruta para la conservación y gestión sustentable de turberas de Chile. Informe final. Ministerio de Medio Ambiente, Chile.